Sillas portabebés para bicicleta

Cada vez está más de moda llevar a los niños en la parte trasera de la bicicleta para que puedan acompañarnos en nuestros viajes en bici. Para este propósito se inventaron las sillas portabebés para bicicleta. Son unos de los accesorios que más disfrutarás si tienes niños pequenos y te gusta el ciclismo. Comprar una silla de calidad es importante, para garantizar tanto la comodidad como la seguridad del bebé. Para ayudarte a comprar el modelo que más se adapta a tus necesidades, te vamos a dar una serie de recomendaciones.

Sillas portabebés traseras

Antes de realizar la compra es importante que te fijes en si tu bici puede llevar este tipo de silla en la parte trasera. No todos los modelos pueden llevarlas, por lo que antes de realizar la compra es importante que te asegures de este aspecto.

Las sillas traseras son las más usuales y son adecuadas para edades de 9 meses en adelante. Todas las sillas portabebés para bicicleta traseras son más grandes que las delanteras. Ofrecen más características como la posibilidad de reclinarse, suspensión y a nivel de seguridad tienen correas ajustables para los hombros e incluyen reposapiés.

Ver más Sillas portabebes traseras en OFERTA

Sillas portabebés delanteras

Las sillitas portabebés para bicicleta montadas en la parte delantera son adecuadas para edades de 9 meses a aproximadamente 2 años. Con el asiento situado entre los brazos del adulto, los niños pequeños a menudo se sienten más seguros y cómodos que en el asiento trasero. Además tienen a plena vista todo lo que ocurre.

A veces son un poco incómodas para nosotros por el pedaleo, pero se sacrifica a gusto por la felicidad del niño. Además hablar con él es mucho más fácil que cuando está en la parte trasera.

Ver más Sillas portabebes delanteras en OFERTA

Evita comprar marcas muy baratas de sillas portabebés para bicicletas las cuales no garanticen la calidad y por lo tanto la seguridad de tu hijo. Piensa que la vida y seguridad de tu bebé no tiene precio. Y no olvides llevar a tu hijo siempre con un casco homologado y adaptado a su edad.